Hinolita Lamas

Un blog para compartir

Volver atrás para poder seguir viviendo

dibujos-de-manzanas-2Volver atrás para poder seguir viviendo. Esta es la única salida a este callejón sin salida de la sociedad de consumo, una sociedad enfocada sólo a la producción de dinero aún a costa de destruir la vida en el planeta. El planeta es un organismo vivo que mantiene a otros organismos menores con los que vive en simbiosis. Nos alimentamos mutuamente, y si uno falla, el resto cae.

El ser humano se cree el rey de la creación, el sumum; es solo una creencia, porque en realidad el ser humano es un microcosmos, un conjunto de otros seres de los que no puede prescindir. ¿Qué te parece si te digo que en tus tripas tienes más bacterias que células en todo el cuerpo? ¿Que si alteras la flora intestinal tienes el riesgo de morir? Lo que le está pasando al planeta es que su flora humana está tan alterada que está provocando la muerte del cuerpo que la sustenta.

Volver atrás es vivir en armonía con la naturaleza, respetarla, alimentarnos bien y alimentar el planeta, no envenenarlo. Volver a la vida de intercambio. La vida simple. Todavía se puede hacer, pero es urgente y tenemos que participar todos.

Tengas la edad que tengas, estás viviendo aquí y ahora; estás viendo nuestra sociedad, nuestra economía, nuestra política. Dependiendo de la edad, puedes ver la botella medio llena o medio vacía, pero cada vez son menos las personas que la ven medio llena. Si ven el contenido, son conscientes de que cada vez está más bajo. Está en la boca de todos el mismo clamor, las dificultades son cada día mayores para la mayoría de la sociedad.

Nos preguntamos qué es lo que funciona mal. Te lo puedo decir en pocas palabras. Se rompió el equilibrio, ya no es un intercambio. La codicia de unos pocos, la de aquellos que te hicieron creer que hay que trabajar hasta la extenuación y consumir hasta reventar, para alimentar al sistema. El sistema se alimenta de la esclavitud. La sociedad está enferma, el planeta está enfermo porque sus células ya no saben hacer su trabajo.

Hay un refrán que dice Tú y yo seamos buenos y habrá dos pícaros menos. Ni tú ni yo podemos arreglar el mundo, pero si podemos arreglar la parte que nos toca. Nosotros, como entes únicos, como células de un cuerpo mayor, hagamos nuestro trabajo adecuadamente y, ten por seguro, que arrastraremos a otras células a entrar en armonía.

Este es el camino del cambio. Ya lo sabes, no esperes ni un minuto más.

« »

© 2021 Hinolita Lamas.